Gestionar Proyectos como Indiana Jones vs. como el “Doc” Brown

¿Es Ud. del #TeamJones o #TeamBrown? Analizaremos desde la perspectiva de Gestión de Proyectos y liderazgo las destrezas de estos dos conocidos personajes. ¿Con cuál de ellos usted se identifica más?

Con este análisis conductual de estos dos personajes de ficción se pretende, lejos de señalar un comportamiento como bueno o malo, desplegar ciertas virtudes y desventajas de este par de estilos de liderazgo adaptadas al ámbito de Gestión de Proyectos. Se citarán las características que perfilan ambos personajes de mi personal predilección. Notará inmediatamente mi parcialidad de con cuál de los dos me identifico más.

Listen to the English version of this episode in our Podcast.

Indiana Jones

  • Son extremadamente rápidos e ingeniosos para elaborar una respuesta rápida para cualquier problema y tomar decisiones rápidamente. Esto no impide que algunos de ellos y en algunas situaciones pueden equivocarse, pero estas equivocaciones templan su carácter y enriquecen su bagaje de experiencia hacia nuevos y más complicados desafíos.
  • Son efectivos para «apagar incendios» , para emplearse a sí mismos y a su gente en “piques” o “sprints”. Por cuestiones humanas, el ser humano es capaz de generar ingentes cantidades de adrenalina y realizar grandes proezas cuando una situación extrema lo amerita; sin embargo, sólo puede mantenerse este ritmo durante un corto tiempo sin «quemarse». Así que no es conveniente por salud llevar este ritmo de proyecto por mucho.
  • Por consiguiente, se sienten más cómodos siendo reactivos que proactivos.
  • Al igual que diría Indiana Jones: “I’ll think of something” (Ya pensaré en algo), o “I’m making up as I go” (Se me irá ocurriendo a medida que avance), aunque sea de manera inconsciente, algunos representantes de este estilo no tienen un plan definido y estructurado en un horizonte de tiempo aceptable.
  • Muchos simplemente tienen una desesperante e inmensa lista de tareas que no dan sensación de avance a los interesados, ni entrega periódicamente productos o tiene hitos intermedios. En proyectos complejos, sólo percibe como meta llegar a un solo grupo de entregables principales.
  • Vive el día a día primordialmente: Revisa lo que ellos y su equipo deben hacer para ese día o esa semana, y establecen como meta llegar a cumplir con lo necesario en ese corto periodo de tiempo.
  • Tienen en su mente siempre el resultado principal del proyecto, pero pocas veces contemplan requerimientos no funcionales, distintos aunque relacionados, pues esto le conllevaría mucho más esfuerzo bajo este modelo de trabajo.
  • Les gusta más ejecutar una acción que hablar de ella: Más que detenerse a planear cómo hacer algo y «perder el tiempo» , se inclinan más por ejecutarla lo más pronto posible.
  • Son impacientes. Como los requerimientos de este mundo agresivamente dinámico, es mucho menos proclive a la tolerancia al retraso. Con mucha más razón quieren que las cosas estén ejecutadas para ayer.
  • Manejo del estrés: Requiere de su parte y de su equipo una mayor concentración y equilibrio para no caer en situaciones de máximo estrés.
Ley de Murphy en “.
  • Ley de Murphy: Tienen una relación más cercana que otros con este empirismo de relativo pesimismo, pero de escalofriante precisión, cuando ocurre la liberación de entregables, y éstos comienzan a mostrar defectos.

La ley de Murphy es un enunciado basado en un principio empírico que trata de explicar los hechos acontecidos en todo tipo de ámbitos. A grandes rasgos, se basa en el adagio siguiente: “Si algo malo puede pasar, pasará”. Esta frase, que denota una actitud pesimista y resignada ante el devenir de acontecimientos futuros, puede aplicarse a todo tipo de situaciones, desde las más banales de la vida cotidiana hasta otras más trascendentes.

Ley de Murphy – Wikipedia, la enciclopedia libre
  • Al aparentemente dejar todo al azar, algunos probablemente queden a merced de cualquier eventualidad, no prevista en su debido momento. Sin embargo, dada su experiencia, seguramente tomarán con antelación cualquier medida anticipada para evitar los más comunes focos de posibles problemas.
  • Posee poderes de persuasión para hacer las cosas se las hagan ya.
  • Se siente más cómodo cuando ejecuta más que planifica, sin realizar estructuras de desglose de trabajo, ni artefactos complejos de documentación, salvo que fueran delegados a otros.
  • Suerte y azar como factor clave: Si resulta bien a la primera, excelente. Como el Doctor Jones logra salir con bien de aprietos y con tiempo suficiente para recoger su látigo y sombrero en el último instante, ellos logran salvar el día con ingenio y pericia para evitar cualquier contingencia, rogando para que no suceda nada imprevisto.
  • Deficiente gestión de riesgos. No contempla la ejecución de normas de calidad, y espera implícitamente que se cumplan durante la ejecución cualesquiera que estas normas sean, sin énfasis en su aseguramiento.
  • Su prioridad es cumplir a tiempo y entregar el producto, y algunas veces nada más que eso.
  • Podría dar una sensación de avance a la Alta Gerencia por la habilidad de trabajar más rápido, pero se corre el peligro de re-trabajo, cuando el producto lanzado no cumple con estándares de calidad y presentan defectos.
  • Lidia con mayores conflictos, algunos probablemente generados por él mismo. A veces demuestra poca empatía debido a su exagerada exigencia, y su estilo de liderazgo es generalmente autoritario. Esto puede ocasionar roces con su equipo y otros interesados, ya que consigue ser el eje central y ojo del huracán.
  • Demuestra excepcional astucia. Es reticente y poco flexible a cambiar de forma de trabajo. Siempre lo ha hecho así y probablemente siempre lo hará. Generalmente, su estilo es producto de un «Efecto Halo» , al ser promovido por su excepcional destreza al realizar los potenciales trabajos que su equipo realizará, pero con poca preparación técnica en el ámbito de Gestión de Proyectos. 
  • Poco productiva integración de un equipo de Dirección de Proyectos; en algunos casos no existe tal grupo. Las decisiones sólo están concentradas en él, quien solamente sabe cómo y cuándo se deben realizar las actividades del equipo. Por tanto, existe una innecesaria dependencia hacia él.
  • Le viene bien toda metodología ágil de gestión, procurando establecer las actividades del día, y evaluarlas al final de este. Pero sin embargo, debe entender que existe la misma exigencia de formalidad aún bajo este marco de trabajo.

El “Doc” Brown

  • Exhaustivo esfuerzo en una planificación acorde con el trabajo que se vaya a realizar. Con la información conocida de su entorno, elaboró un plan para llevar a Marty en sendos viajes de retorno al año 1985 (su presente), desde 1985 y desde 1885, aprovechando respectivamente que a las 22:04 caería un rayo en la Torre del Reloj, y maximizando el empuje de un ferrocarril en una línea recta, para hacer alcanzar al DeLorean a la velocidad de 88 mph, necesarias para tales viajes en el tiempo.
  • Elaboración de escenarios. Esta planificación implica asumir y constatar ciertas premisas, luego establecer los parámetros correctos de su ejecución. En el caso del “doc”, calcular la distancia exacta, y las condiciones específicas de velocidad y resistencia del viento, en el momento en que caiga el rayo; así como la definición del “punto de no retorno” —hito por el cual es seguro detener la locomotora y que no caiga junto con la máquina del tiempo al barranco Clayton | Shonash | Eastwood.
  • Estratégicamente conveniente planificación. Ya por el siglo V A. C. con El Arte de la Guerra de Sun Tzu en los tiempos de los cinco imperios antes de conformar China, se hablaba de estrategia bélica y militar, y cómo no se puede entorpecer embestidas marciales ejecutadas sin un proceso de planificación previa. Sun Tzu decía:

Emplea no menos de tres meses en preparar tus artefactos y otros tres para coordinar los
recursos para tu asedio. Nunca se debe atacar por cólera y con prisas. Es aconsejable
tomarse tiempo en la planificación y coordinación del plan.

Sun Tzu (El Arte de la Guerra)
  • Uso de prototipos: Como pudo verse en el vídeo de introducción, en ambos viajes el Doctor usó maquetas para mostrar y validar el proceso de envío a través del tiempo junto a Marty. Fue tan exigente a sí mismo que se disculpó con él por no haberlo hecho a escala o pintarlo.
  • Usar la ciencia como aliada para preparar las misiones —en nuestro caso proyectos— que se presentaron en la Trilogía, implica entender que se trata de utilizar las mejores herramientas y técnicas de Gestión para llevarlas a cabo.
  • Previsión de Riesgos. Al establecer un plan inherentemente se van considerando todas las posibles amenazas: utilizar dinero vigente en cada época, o recurrir a otros yo‘s de otras épocas (concretamente, el Doc de 1955), para apoyar en las misiones.
  • La Calidad como un factor de supervivencia en este caso: de su extremo cuidado y cálculo dependían los viajes a salvo a través del tiempo, y preservar la continuidad espacio-temporal.
  • Comunicación y gestión con los interesados clave: Marty, en primer lugar. Consulta con él sus planes y lo integra en las decisiones, aunque él sea el experto, le da la tranquilidad por medio de maquetas todo lo que debe realizarse.
  • Establece relaciones duraderas. La amistad gestada entre Marty y el “Doc” literalmente dura a través del tiempo.
  • No se exime de enfrentar imprevistos aún con este estilo de liderazgo, pero sí son previsibles mediante una efectiva gestión de riesgos.  Se evitan tragedias, aunque sólo quedan aquellas que dependen de la naturaleza (e.g. la tormenta), o de algún interesado no contemplado (Clara cambiando de opinión acerca de volver con él).
  • Como cualquier ser humano, es proclive a flaquear, a caer en actitudes pesimistas, y a no pensar de manera lógica. Pero al tener el tiempo suficiente para detenerse y razonar, puede sacar conclusiones convenientes.
  • También posee destrezas de adaptarse sobre la marcha a cambios que afecten a la misión, como cuando optó por llevar a Jennifer en el viaje a 2015, aunque esto le pudo haber ocasionado una paradoja temporal con su otro yo del futuro. Sin embargo el tiempo de respuesta es mucho más lento en comparación con Jones. Afortunadamente en este caso, tiene el tiempo a su favor.

Cada persona puede ajustar uno de estos estilos a su gusto. De hecho, muchos de nosotros podemos adoptar simultáneamente los dos, y muchos otros estilos más. La intención en este artículo de describir patrones de trabajo por medio de estos dos personajes, es que nos permita identificarnos con ellos, y asemejar nuestra conducta con alguno según las circunstancias, y de este modo elegir el que más nos convenga en un momento dado.

Autor: MSIG Ing. Roger Salinas-Robalino, PMP (Roger.T800)

✉ Roger@t800it.com | Master in Management Information Systems from the ESPOL. Certified PMP® since 2012. Active member of the PMI®, Chapter Ecuador, since the same year. He currently manages his own IT Services Company. He has over 10 years of experience in the Financial and Banking Sector, in the area of ​​IT, and more than 6 years in Strategic Management and Institutional Projects. He worked since 2006 in two major banks in this city. He has led several projects. He has given classes of Project Management and use Microsoft Project Professional 2013, training and vocational formation at the ESPOL, UEES, among others. Want to know more about me? http://bit.ly/RSRCurrículum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s